Los metales

Pero sigamos con las operaciones necesarias para que el objeto pulido brille convenientemente.
Después de haber frotado el objeto con la pasta obtenida con los polvos de toba o tosca, se deberá proceder a desengrasar el objeto y a eliminar toda partícula de polvo. Las lejías en polvo y el trisódico son buenos elementos para efectuar tal desengrasado.
Tanto la lejía en polvo como el trisódico admiten Ser disueltos en agua. Limpiaremos, pues, la pieza con el desengrasante y dejaremos que esta pasta se seque sobre el objeto a limpiar. Después, con una gamuza frotaremos hasta eliminar el desengrasante, que se deshará en polvillo fino a efectos del frotado.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario