El banderín bordado

Para la realización de este trabajo se necesita un trozo de tela de 34×42 cm, por ejemplo, en color rosa u ocre. Hilo mouliné, en color azul, verde en dos tonos, amarillo también en dos tonos, blanco y rojo tirando a color caldero. En un bordado, la combinación de los colores y matices es muy importante.
Se dibuja el motivo a bordar (una cara estilizada, una estampa china, etc.) en el sentido vertical de la tela. Se procede al bordado propiamente dicho, y una vez terminado éste, se monta la tela sobre dos varillas de color negro, de la misma forma que indica el grabado. Bastará colocar un cordón en la varilla superior para que el objeto pueda ser colgado en la pared. Este banderín es un adorno alegre, juvenil y muy personal, apropiado para habitaciones de niños o de jovencitas.
Si lo que se escoge como motivo a bordar es la estampa china, la tela puede ser de seda y el hilo adecuado el mouliné, como hemos indicado más arriba. Ahora bien, si el motivo escogido es, por decirlo así, más popular (flores, pájaros, etc)), el banderín quedará muy bien si la tela es algo burda y el bordado se realiza con lanas de colores.

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario