Entradas con la etiqueta ‘papeles decorados para manualidades’

Cómo hacer los recortes de papel

Coviene hacer varios experimentos hasta familiarizarse con las técnicas necesarias. Lo mejores comenzar con formatos simples, como por ejemplo, algún detalle de los motivos que aparecen en las ilustraciones.

Se necesita:
Tijeras bien afiladas.
Una cuchilla o escalpelo bien afilado.
Papel de seda.
Papel fuerte (para hacer un solo recorte, o bien para impedir que cuando se recortan muchos papeles a la vez, estos resbalen y se descoloquen).
Un lápiz bien afilado. Un tablero para cortar.
Grapas o aguja e hilo.

Hay varios métodos para realizar este trabajo. Uno de ellos consiste en recortar el papel fino con tijeras bien afiladas, en los casos en quese pueden hacer como máximo dos o tres copias con un solo corte. También se puede utilizar una cuchilla bien afilada, con la que se podrán cortar a la vez alrededor de 20 hojas de papel fino, cosido o grapado, sobre el que se trabaja de una sola vez. Hay algunos artesanos que prefieren recortar con una cuchilla las formas interiores del dibujo, y terminar el contorno con las tijeras.

Cualquiera que sea el método utilizado, es esencial evitar que los papeles resbalen mientras se está recortando. Cuando se haga un corte de muchos papeles a la vez, conviene colocar una hoja de papel ligero debajo de las capas de papel de seda y otra encima de todas ellas; sobre esta se dibujará el modelo deseado. En el recorrido del dibujo, se debe coser o grapar varias veces el conjunto de hojas de papel. Mientras se está preparando el dibujo, es necesario asegurarse de que todos los puntos y líneas del dibujo estén en contacto; de otro modo, el dibujo quedará fuera de marco. Dibujar suavemente el modelo en la hoja de papel que se ha colocado en la parte superior. Para recortar, hay que empezar desde el centro del dibujo, e ir avanzando hacia los bordes. Por regla general, es mejor recortar en primer lugar los detalles más pequeños. También es conveniente girar el papel alrededor de las tijeras o del cuchillo, en lugar de intentar mover estos hacia dentro y hacia fuera del papel.
Cuando se trabaje con un cuchillo, es necesario cortar despacio, sin hacer una presión muy fuerte, ya que con una presión excesiva se hace difícil el control del corte.

Estos delicados recortes en papel de seda realizados recientemente, siguen la antigua tradición. Es de observar cómo todas las partes del dibujo están en contacto.