Entradas con la etiqueta ‘objetos de ceramica’

Esgrafiado en ceramica

Esgrafiado sobre alfarería.
Un trabajo perfectamente realizable por los niños consiste en trazar diseños sobre piezas de barro crudo, de primera cocción, que pueden adquirirse en casas del ramo. Estas piezas han recibido un baño de pasta color pardo sobre la capa de blanco. El esgrafiado consiste en quitar parcialmente este baño, de manera que aparezca el fondo claro de la vasija.
El diseño se realiza a lápiz, con trazo fino, directamente sobre el objeto. En caso de trazos erróneos no es necesario borrarlos, porque desaparecen durante la cocción. Los objetos pueden cocerse con la superficie mate o brillosa. El esgrafiado se realiza con la punta de las tijeras, un clavo o una lima para uñas; cada uno utilizará el instrumento que prefiera. Para proteger el recipiente contra la humedad de las manos hay que servirse de un paño suave o un delantal.
Si se rompiese el asa de una vasija o un trozo cualquiera, igualmente puede resultar útil el recipiente si se raspan y modifican las superficies fracturadas. Así, por ejemplo, la rotura de un trozo del borde del cenicero con la mariposa, primitivamente circular, obligó a modelarle una forma ovalada.
Flores, animales, casas, torres, líneas y formas básicas ornamentales son los diseños más apropiados, pero sobre todo dibujados en forma muy simple; es necesario evitar, en lo posible, las intersecciones. Si no se sigue este consejo, las consecuencias suelen ser perjudiciales, porque, generalmente, los planos con intersección se rompen y saltan.
Dos objetos todavía no cocidos que serán esgratiados; a la izquierda, cuatro objetos esgratiados sobre barro; en el centro, floreros pintados y esmaltados y un collar de material plástico.