Entradas con la etiqueta ‘mobiliario decoracion’

Manualidades decoración

Pasemos, pues, a las explicaciones prácticas.
Con una madeja de lana o un ovillo, tendremos suficiente material para fabricar dos corbatas de color único. Las corbatas deben empezarse por la parte más ancha, iniciando la labor por un punto de cadeneta que nos proporcione una anchura de unos 5 cm, por ejemplo. Sobre este punto de cadeneta montaremos el punto de nuestra elección, que aconsejamos sea bastante tupido. Trabajaremos así en una tira de unos 35 cm (unas veinticinco vueltas, aproximadamente, pues depende del grosor de la lana). Al llegar’ aquí, conservaremos el mismo número de puntos en la anchura de la tira, pero continuaremos el trabajo con un ganchillo de un número menor del utilizado anteriormente. Observaremos que la anchura de la tira disminuye un poco casi de forma imperceptible. Continuaremos el trabajo unos 5 cm más y repetiremos la misma operación; cambiaremos de ganchillo para utilizar un número menor. Continuaremos la tira 5 cm más y al llegar aquí, y utilizando siempre el último ganchillo, disminuiremos un punto de cada lado de la tira. Ahora bien, estos dos puntos que suprimiremos no deben ser ni el primero ni el último, sino el segundo y el penúltimo, para evitar que en la tira que debe servir de corbata se produzcan escalones desagradables. Trabajaremos unas cuantas vueltas más y volveremos a repetir la misma operación. Tendremos entonces que la corbata, que la habíamos iniciado con un ancho de unos 5 cm, ha disminuido hasta tener una anchura de centímetro y medio. Esa será la ideal para confeccionar todo el trozo, que debe ir oculto debajo del cuello de la camisa. Es aconsejable que a partir de aquí el punto sea más largo, para que el espesor de la corbata también disminuya junto con la anchura. Esto puede conseguirse, por ejemplo, utilizando el mismo punto, pero tomando hebra una vez más. Se continuará la tira unos 40 cm más, y al llegar aquí pueden añadirse dos puntos más, uno a cada lado, y se continuará tejiendo hasta la total realización de la corbata. El largo total de la prenda debe tener, aproximadamente, 1,20 cm.

Barroco flamenco holandés

La multiplicidad de imágenes y las variantes de color que ofrecen las diversas gamas de revestimientos cerámicos tienen cabida en todos los ambien tes.
Una sucesión de discos oscuros sobre fondo blanco desata diversas imágenes de movimiento según el ángulo de observación: en la perspectiva del piso parecen precipitarse hacia la cortina, en la pared lateral (nivel superior) desplazarse en sentido longitudinal, en el plano frontal perseguir un esquema más estático. Con el aumento del diámetro de los discos y la suavización de los contrastes se atenúa la ilusión de movilidad.
El vigor del diseño en diagonal se atempera con un solado cerámico monocromático y el beige neutral de la estera.
Luminoso envolvente  para un living-comedor.
El encuadre blanco geometriza el oraen de los planos con figuras!
Texturadas en violeta, las losetas azules se evaden de la monocromía.
Un motivoconcentradoque vienedel piso delimita planos de uso en la pared y los encuadres angulares.
Evidentemente, el gusto de la época procede de la pintura. La mayoría de los arquitectos son plásticos y, otro hecho que debe tenerse en cuenta, la mayoría también procede de la escuela de Rubens. Tal el caso de Jacques Franquarte que, en sus orígenes, fue pintor. Construyó la iglesia de los agustinos en Bruselas y la iglesia de San Michel para los jesuítas. Este templo demolido,en 1812 pero se conservan del mismo oíanos y dibujos: se trataba de una basílica en piedra que ios jesuítas creyeron vitru-biana y que presentaba un orden dórico tomado de Vignola. Los jesuítas de Amberes construyeron también en esa época la fastuosa iglesia de San Ignacio (hoy, San Carlos Borromeo). El padre Aguilon, aficionado al arte y amigo personal de Rubens, presentó un plan basilical con dos pisos de columnas v sus tribunas.