Entradas con la etiqueta ‘juegos de decoracion de interior’

Manualidades con la pita

Pasamos, pues, a enumerar algunos de los objetos que pueden realizarse con la pita.
La pita es otra fibra natural muy blanca y un¡: poco brillante. Se vende por grandes o pequeños ovillos en los establecimientos de cuerdas, mimbres y pajas. Existe, además, con diferentes gruesos.
En principio, los objetos que pueden construirse con esta fibra serían los mismos que pueden construirse con el esparto. Ahora bien, la pita es un material mucho más noble. No es lo mismo una alfombra de esparto que una alfombra de pita.
Tiene la ventaja, además, de que se puede lavar con ayuda de un cepillo, agua y jabón, y queda tan limpia, brillante y bonita como si fuera nueva.
En muchos establecimientos correccionales, el trabajo de la pita es uno de los más usuales.
Cuando se mira la pita, uno creería que es un simple cordel. Y en realidad es utilizado como cuerda en muchas ocasiones. ¡Cuántas veces habrá pasado por nuestras manos un trozo de cuerda de este tipo, sin ni siquiera sospechar la de cosas bonitas que se podían fabricar con él…!

Ideas decoración Jumper

No queda más que efectuar el dobladillo del bajo que se hará a la medida que usted haya indicado, o rectificando un poco si esta medida queda demasiado larga o demasiado corta.
Ya tenemos la prenda terminada. Los jumpers o «pichis» son muy populares, baratos, cómodos y elegantes. Pueden llevarse indefinidamente, cambiando la blusa por los jerseys cada temporada, según varíe la moda. Pueden usarse sueltos o con un cin-turón de piel o de metal reposando en la cadera, también según la moda imperante.
Si después de leer estas pequeñas nociones de modistería decide usted dedicarse a este oficio de forma profesional, las revistas de modas le serán de gran ayuda para seguir las corrientes de la costura.

FABRICACIÓN DE MUÑECOS PARA EL HOGAR

FABRICACIÓN DE MUÑECOS
Cuando hablamos de este tema no nos referimos, claro está, a la fabricación de muñecos en materia plástica, celuloide, cartón piedra y otras materias apropiadas para construir este tipo de juguetes. Un trabajo así no encajaría en un libro como éste, dedicado a las industrias caseras. La construcción de muñecos propiamente dicha requiere conocimientos especiales y una maquinaria que difícilmente resultaría asequible al particular. Ahora bien, hay otro tipo de muñeco, de trapo, por ejemplo, para cuya fabricación se requieren poquísimos elementos y una fuerte dosis de buen gusto. A éste dedicaremos nuestra atención.
No obstante, queremos señalar que existen fábricas que venden cabezas de muñecos totalmente terminadas y que, sabiendo cómo construir el cuerpo, puede conseguirse un muñeco completo de forma muy satisfactoria. Muchas de las muñecas ataviadas con trajes regionales están construidas de esa manera.
También existen muñecos en madera y en cartón que pueden resultar muy graciosos. A ellos dedicaremos unos párrafos.
Pero veamos principalmente qué problemas presentan los de trapo.
Los muñecos de trapo se construyen, como su propio nombre indica, con telas. Los géneros que han de utilizarse deben ser fuertes y de trama muy espesa. Si se escogen tejidos finos y de trama floja, a la hora de ser cosidos a máquina y abiertas las costuras, éstas presentarán entre puntada y puntada orificios pequeños que dejarán al descubierto el serrín, la viruta o los trocitos de goma-espuma con que ha sido rellenado el muñeco.
Así pues, utilizaremos géneros fuertes y de trama espesa. El fieltro, por ejemplo, es muy aconsejable.
La operación preliminar es la de confeccionar en papel un patrón para cada tipo de muñeco que se quiera construir, estudiando para ello las formas más simples y más graciosas. El buen gusto, como hemos dicho anteriormente, desempeña un importante papel en este tipo de trabajo.