Entradas con la etiqueta ‘jardineria de interior’

ARBUSTOS DE HOJAS PERSISTENTES

Aukuba japónica. Arbusto de hojas grandes, brillantes, perteneciente a la familia de las Cornáceas. Es una excelente planta para patíos e interiores pues donde mejor prospera es en los lugares sombríos y bajo los árboles. Las flores pasan poco menos que desapercibidas, pero los frutos son muy decorativos. La especie es dioica, vale decir, las flores masculinas y femeninas aparecen en pies separados; en consecuencia, sólo los pies femeninos presentarán frutos.
Azareros. Arbustos de la familia de las Pitosporáceas, muy cultivados en los jardines por la hermosura de su follaje. Por lo general son vigorosos, poco exigentes, adaptables a la poda de talla. Son muchas las especies introducidas en jardinería, pudiendo nombrar entre ellas: Pittosporum Toriba, de flores pequeñas, blancas, muy perfumadas; P. crassifolium, P. nriaeeum, P. revolutum, P. rigidum, P. heterophyllum, etc.
Berberís. Arbustos espinosos ya mencionados al hablar de las especies de hojas caducas. Las especies y variedades de hoja persistente más conocidas en nuestro medio son: Berberís ilicifolia, de hoja verde-morada; B. Danvinii. de flor amarilla-anaranjado; B. Pruinosa, con flores amarillas y follaje claro estriado de obscuro.
Boj. Arbusto muy cultivado por su follaje y propio de lugares sombreados y suelos calcáreos; pertenece a la familia de las Euforbiáceas y es una de las plantas que mejor se prestan para el tallado y para la formación de setos. Las especies más conocidas son el Boxus sempervirens y el B. baleárica, de las cuales se han obtenido gran cantidad de variedades que se caracterizan por su porte (var. arborescens, var. nana, etc.) y por el tono y colorido de su follaje (var. áurea, var. argéntea, var. glauca, var. angustifolia, etc.).
Callistemom.—Mirtácea arbustiva muy rústica, con flores decorativas de color amarillento rojizo, agrupadas en espigas terminales. Su cultivo es muy fácil y no requiere cuidados especiales.
Camelias. Arbustos procedentes de Japón, de la familia de las Ternstraemiáceas, muy decorativos por su bella y abundante decoración. Crecen muy bien a la sombra y en lugares húmedos, y prefieren los suelos arenosos. A veces logran alcanzar alturas de cuatro o más metros. Son muchas las especies introducidas en jardinería y muchas también las variedades, pudiendo citar entre ellas: Camelia japónica, de flor roja en el tipo pero con variedades de flor blanca; Camedia sasnnqua, con flores dobles, blancas, con forma de bola; C. reticulata, con flores de color rosa o púrpura y hojas pubescentes en el nervio central.