Entradas con la etiqueta ‘herramientas jardin’

Colchoneta para campo y playa

Como se habrá visto, el procedimiento no puede ser más sencillo. Un poco de buen gusto es suficiente. La única precaución necesaria es que el barniz o la goma de pegar que debe recibir el flock sea siempre del mismo grueso para que las partes forradas no queden unas más gruesas que las otras. Y nada más. Sólo queda intentarlo.

Para tenderse en el campo o en la playa, generalmente se utiliza la toalla, que protege pero que es dura, o bien el colchón neumático, que es blando pero que tiene el inconveniente de que pesa y de que hay que inflarlo una vez se ha llegado al lugar elegido para descansar. Pero todavía existe un tercer procedimiento: las colchonetas de goma-espuma recubiertas de tela de rizo. Estas colchonetas son prácticas, vistosas y cómodas. Pero, además, poseen la ventaja de que pueden utilizarse también como bolsas para guardar lo necesario para arreglarse.
Veamos cómo se confeccionan.
Se necesitan 3,80 m de tela de rizo del color y dibujo que se prefieran. Debe adquirirse, además, una colchoneta de goma-espuma (que podrá comprar en cualquier colchonería) de 1,80 m de largo y 0,60 m de ancho, con un grosor no superior a dos centímetros.
En la tela de rizo, que suele tener un metro de ancho, corte una tira de 35 cm, con la que se confeccionarán las asas y la bolsita para guardar la crema, el aceite u otros objetos de uso personal. Nos quedará, pues, otra tira de 3,80 m de largo por 0,65 m de ancho, que será la funda de la colchoneta.
De la tira de 35 cm que nos ha sobrado, cortaremos un trozo para obtener un cuadrado que tenga de lado la misma medida. Los cuatro lados de este cuadrado se doblarán a una distancia de 2,5 cm del borde, pasando un hilván, de forma que la figura geométrica nos quede reducida a 30 cm de lado. En uno de los extremos se coserá una cremallera por el revés, o sea, por la parte hacia donde se ha doblado la tela. La otra parte de la cremallera, y siempre del revés, se aplicará a la tira de 3,80 m por la parte derecha de la tela, si es que la tiene. O sea, que mientras la tela de la tira grande la vemos del derecho, la bolsita se nos mostrará del revés (véase fig. 3). Una vez la cremallera esté cosida se dará la vuelta al cuadrado para que éste, ahora del lado derecho, repose también sobre el derecho de la tira. La bolsita quedará sujeta a la tela que nos tiene que servir de funda de la colchoneta, por medio de un pespunte que se efectuará a un centímetro de distancia del borde.

Los árboles resultan altamente decorativos

Los árboles resultan altamente decorativos en la époc3 de floración, son poco exigentes en cuanto al cultivo y pros peran bien en terrenos ligeros y sueltos. Por lo general, las distintas variedades v tipos son injertadas. Una de las carac terísticas de estos arbolillos es la de cubrirse de flores antes de que hagan su aparición las hojas.
La variedad sinensis tiene muchas formas ornamentales, entre ellas: “péndula”, “pyramidalis”, “platycarpa”, “Davi-diana”, etc.
Estrella Federal. Arbusto vigoroso de la familia de las Euforbiáceas, rústico pero sensible al frío, muy indicado para cultivar en rincones calientes y protegidos. Sus flores son grandes, perfumadas, con cuatro pétalos de color rojo o blanco. El nombre de la especie es Euphorbia pulcherrima o Poinsot-tia pulcherrima.
Euphorbia splendens. Arbusto espinoso, generalmente cultivado en rocallas por sus exigencias y características; su flor es roja, algo pequeña y se mantiene durante todo el ve rano y el otoño.
Evónimos. Arbustos de la familia de las Celastríneas, resistentes al frío, poco exigentes en cuanto al suelo; follaje tupido, brillante, persistente en algunas especies (Evonymus japónica’) y caduca en otras ( E. europaeus, E. alata’). Se cultivan por el follaje pues sus flores no ofrecen ningún interés.