Entradas con la etiqueta ‘fuentes’

Croché

El punto de ganchillo o croché es trabajo que viene ejecutándose desde muy antiguo. En siglos pasados, aparecen ya paños bordados con este encaje. Los primeros y más antiguos se realizaron con hebras de lino, muy finas, aunque sus dibujos son muy poco variados.
Las colchas fabricadas a ganchillo, que tan de moda se hallan en nuestros días, aparecieron en la segunda mitad del siglo xvni, tejidas con gruesos hilos de lino y de algodón. Rara era la novia campesina que no llevase en su ajuar una colcha de este tipo.
En la actualidad, el ganchillo se usa para una infinidad de cosas. Se fabrican con este sistema desde corbatas de caballero hasta grandes y gruesas colchas, pasando por simpáticas gorras, muy apropiadas para la gente joven.
Comenzaremos por las explicaciones de los trabajos más fáciles. Una corbata, por ejemplo. Precisamente, ahora están muy de moda este tipo de corbatas. En los grandes almacenes y en las tiendas de prendas de caballero las podemos ver expuestas en diversas combinaciones y colores.
Al efectuar, no una corbata, sino cualquier tipo de trabajo, debe tenerse muy en cuenta que el grosor de la lana se corresponda con el grosor del ganchillo. Una vez esto en cuenta, usted puede trabajar con el grosor de lana que le guste. En el mismo establecimiento donde adquiera el material, le informarán de qué grosor de ganchillo necesita.

Calendario para colocar en el hogar

¿Quién se atrevería a colocar sobre una de las paredes de nuestro hogar uno de esos horribles calendarios que cuando llega final de año regalan las casas comerciales? Verdad es que en una casa hace falta un calendario, pero también es cierto que siempre se busca, para colocarlo, un lugar bien escondido: detrás de la puerta de la cocina, en uno de los cajones de la cómoda, debajo de la guía de teléfonos… Pero también podemos tener un calendario bonito.
Tome, por ejemplo, una madera de no más de cinco centímetros de ancho por veinte de largo, con un espesor de medio centímetro. Recúbrala de terciopelo rojo, verde, color oro viejo, o de la tela y colorido que usted prefiera. Recubrir esta madera no tiene ninguna ciencia ni secreto. Naturalmente, la tela elegida debe tener mayores dimensiones que la madera a forrar de forma que permita recubrirla totalmente. La única preocupación que debe tomarse es cortar las esquinas, tal y como indica el grabado (figura 1), para que el grueso de la tela no deforme los ángulos. Una vez recubierta la madera con la tela, ésta completamente tensa, y cuya costura debe quedar en el centro en la parte que debe ser el reverso, se hará una pequeña presilla, tambien en el reverso y en el centro, a unos tres centímetros, de lo que será la parte superior, considerando el objeto verticalmente.
Se adornará la parte inferior con un adorno de pasamanería o con flecos dorados, sobre todo si la tela que se ha elegido es el terciopelo. Entonces, a cuatro centímetros del borde inferior y cuidando de que quede centrado en los cinco centímetros del ancho de la madera, se pegará un taco calendario (que puede usted encontrar en todas las librerías) de dimensiones no mayores de cuatro centímetros de alto por dos y medio de ancho. Naturalmente, estas medidas pueden no ser exactas.
Ya tenemos el calendario terminado. Pero si todavía queremos añadirle más adornos, podemos colocar encima del taco calendario tres flores artificiales en colores que entonen con la tela elegida.
Un calendario de este tipo no solamente no afeará una estancia, salón, comedor o despacho, sino que lo adornará.

Crataegus, Desmonhim y Deutzia

Crataegus. Arbustos o arbolillos espinosos, cultivados generalmente para formar setos sin cortar, algunas especies de hojas caducas v otras de hojas permanentes, flores poco vistosas v frutos pequeños, esféricos, muy decorativos, generalmente rojizos. Las especies más cultivadas son: C Oxyacantha,
empleada a menudo como portainjerto de otros Crataegus y frutales, ramaje tupido y espinoso, variedades con flores rojas, blancas, simples y dobles, follaje diversicolor; C. Douglasii, flor blanca y fruto purpúreo; C. Azarólas, fruto rojo, muy grande, etc.
Los Crataegus pertenecen a la familia de las Rosáceas.
Desmonhim. Arbusto de la familia de las Leguminosas, muy rústicos y de fácil cultivo. Las especies más conocidas son: D. penduliflorvm, de floración estival y con racimos de flores colgantes, de color rojo; D. cinerascens, similar al anterior pero con flores de color vinoso.
Deutzia. Arbustos rústicos de la familia de las Saxifra-gáceas, generalmente no mayores de 2 metros de altura, muv ornamentales, sobre todo en la época de floración por quedar totalmente cubiertos de flores. Se cultivan aislados o en grupos, prosperando bien en casi todos los suelos con cierto grado de humedad. I as especies más conocidas son: D. crenata, de la cual derivas variedades con flor rosa y blanca; D. gracilis, de flores blancas con el reverso rosado en ciertas variedades de jardín; D. discolor, con capullos rosados y flores blancas.