Entradas con la etiqueta ‘consejos para una madre’

Consejos prácticos para el ama de casa

Con este título iniciamos una serie de consejos prácticos para el ama de casa, pretendiendo con ello ayudarla a ahorrar tiempo en sus quehaceres domésticos, así como a solucionarle pequeños trabajos, que se presentan en todo hogar, y que a veces no saben cómo solucionarlos.
Esta guía práctica abarcará toda una serie de consejos sobre limpieza en general, forma correcta de coser y zurcir, consejos generales de cocina, los pequeños accidentes que a veces se producen por diversas causas (quemaduras, cortes, descargas eléctricas), el ahorro doméstico, conservación de objetos, etcétera.
No hay nada más grato, después de una fatigosa jornada de trabajo, que ser recibido por el ama de casa con buen humor, sin nervios ni cansancio y esto sólo se logra si se le dan mayores facilidades para que todos los trabajos se resuelvan por completo, de forma sencilla.
Empezamos, pues, a dar ideas muy concretas sabiendo de antemano que serán de gran ayuda a todas nuestras lectoras.

1. Para limpiar manchas de sangre sobre un li blanco o de color, se cubrirá la parte manchada con pasta hecha con almidón de arroz y un poco de agua, deja secar y se cepilla, lavando a continuación, como costumbre.
2. Una regla es indispensable para señalar un un trozo de tela, etcétera. SI usted quiere cortar un tejido con una cuchilla de afeitar y no posee una regla de metal, coloque una moneda entre la regla y la cuchilla. De forma se evitará que la regla se astille y el corte será perfecto.
3. Si tiene que abrir una lata de conservas, de la cual no tenga que aprovechar el líquido del interior y no quiere que el producto se derrame, lo mejor será hacer con el abrelatas sólo dos agujeros en la parte superior bote, de esta forma el líquido se podrá escurrir perfectamente, abriendo a continuación la lata como de co tumbre.
4. Su moqueta durará mucho más si durante las 6 primeras semanas, a su colocación, la cepilla con una escoba, de esta forma la borra marcha y la moqueta se «espesa». Al cabo de muy poco tiempo podrá emplear ya el aspirador.
5. Al fin de trabajar perfectamente la pasta de hojaldre, será conveniente poner la masa entre dos hojas de plástico traslúcido. Se pasa el rodillo y se dobla la pasta por la mitad, pasándola de nuevo. De esta forma, el hojaldre queda más ligero, y el trabajo resulta mucho más rápido.
6. Si los cubiertos en metal plateado se han oxida-;dado sumérjalos, durante unas horas, en el agua de cocción de alcachofas, quedarán limpios, pero no brillantes. I Frótelos a continuación con un trapo seco.