Entradas con la etiqueta ‘como tejer una bufanda’

Tejer con telar

Tejer con telar
Largo y enhebrado de los hilos. Sea cual fuere el largo de la cinta (V2 o 4 m de longitud), siempre deben agregarse de 40 a 50 cm más de hilo. Este agregado se necesita para anudar y enganchar la cinta en los dos extremos; el sobrante, puede utilizarse también para coser la cinta en la prenda.
Los hilos deben tenderse sobre una mesa. Una vez que se haya colocado la cantidad deseada de hilos de cada color, se levantan con un gancho y se anudan con un lazo. En el otro extremo se cortan todos los hilos juntos, y este haz se engancha con el lazo. Se ordenan los distintos colores en haces que se puedan separar fácilmente unos de otros. En cuanto al enhebrado, es preferible que las niñas pequeñas lo hagan en parejas; las mayores pueden trabajar solas. Generalmente se comienza enhebrando en el agujero del centro un hilo de color fuerte. Luego se enhebra, alternadamente, un hilo a la izquierda y otro a la derecha del agujero central, hasta que ambos lados de la viadera (¡ojos y ranuras!) estén enhebrados.

Como tejer en telar

¿Qué hilado se utiliza? Pueden utilizarse todos los tipos de hilados: lana, algodón, seda, cáñamo, lino, rayón, etc. Para obtener efectos brillantes, se emplean hilos de seda muy brillosos. También pueden usarse alambres de oro e hilos metálicos.
Para combinar los hilados es preciso tener decisión e imaginación. Deben intentarse combinaciones con hilos de lana gruesos y finos, hilos de seda y de bordar, etc.; y antes de comenzar a tejer ya se podrá apreciar el efecto aproximado de estas combinaciones.
Para empezar, conviene elegir colores vivos que produzcan fuertes contrastes. Más tarde, la combinación de colores debe armonizar con las telas de chaquetas, blusas, polleras, delantales y prendas de adorno.