Entradas con la etiqueta ‘canastas de mimbre’

Canastas mimbre

Canastas mimbre.
Se adquirirá gran experiencia visitando una cestería y observando las distintas técnicas empleadas para tejer el mimbre. Debe planearse, por ejemplo, el modo de utilizar las varillas para obtener un buen efecto ornamental: se teje el fondo de una cesta sobre grupos de varillas de a tres; pero al trabajar hacia arriba, debe tejerse de modo tal que la varilla del centro no entre en el tejido, o entre sólo a determinadas distancias. Para crear nuevos diseños hay que recurrir a la imaginación y al buen gusto.

Canastas de mimbre

Canastas de mimbre.
Después se coloca la punta de una varilla delgada debajo de un haz de varillas gruesas y se empieza a tejer de izquierda a derecha. El junco fino pasa, alternadamente, por encima y por debajo de cada haz de cuatro varillas: así se tejen tres vueltas. Se da vuelta el trabajo y se tejen tres vueltas en dirección contraria.
Luego se procede a abrir un poco el tejido con la aguja de tejer y se introducen las dos varillas de 30 cm. Así, de ese lado, ¡n haz de 4 varillas se convierte en un haz de 6 varillas (Fig).

Muebles mimbre

Primero se preparará una plataforma, disponiendo encima de la misma, en dos grupos, las varillas de mimbre. Las largas a la izquierda y las cortas a la derecha. El interesado se sentará frente a la tabla
faldera.
Se escogerán cuatro de los mimbres más perfectos y más fuertes, y con una cuchilla se cortarán en fragmentos de unos 20 cm. En la mitad de estos fragmentos se practicará una muesca o una simple incisión.
A continuación se escogerán trece varillas largas que sean lo más rectas posible. Estas varillas constituirán más tarde los montantes del cesto.
Formando pares, se colocarán las varillas cortas, las que hemos cortado a 20 cm, encima de la tabla faldera. Esta operación se llevará a cabo colocando el primer par con la muesca mirando hacia arriba y el segundo, formando cruz con el primero, con las muescas para abajo, de forma que coincidan.