Archivo de la categoría ‘Tipos de madera’

Estructuras madera

Con los golpes de martillo, las fibras de la madera se quiebran y se curvan hacia la parte interior de la misma, ofreciendo, por lo tanto, una fuerte resistencia si el tornillo quiere ser extraído.
Es preferible, siempre y cuando el trabajo que realicemos lo permita, utilizar tornillos delgados y largos, no cortos y gruesos.

Puerta madera

Existe un procedimiento para la colocación de los tornillos que, si bien puede ser considerado como incorrecto por los especialistas del ramo, resulta muy práctico en cuanto a la seguridad posterior se refiere. Consiste en introducir parte del tornillo a martillazos, para terminar su colocación con un destornillador.

Molduras de madera

Sin embargo, y por extraño que parezca, este último es quien corre el menor riesgo de partir la madera. Una punta afilada separa las fibras de la madera y, por tanto, produce la ruptura. En cambio, una punta roma, al ser presionada sobre las fibras, logra que éstas se quiebren y permitan entrar al clavo sin que la madera se separe.

Bricolaje madera

También debe evitarse que, al unir dos maderas, los clavos se coloquen en fila, uno detrás de otro. Esto facilitaría considerablemente la separación de las fibras y, por tanto, las rajaduras. Deben colocarse de forma alterna y convenientemente espaciados.

Madera tratada

A fin de evitar que la madera se raje, hay que abrir camino al tornillo por medio de una barrena que, naturalmente, deberá ser más delgada que el tornillo a colocar para que éste quede apretado en la madera.
Mucha gente se inclinaría a suponer que un clavo con la punta muy afilada rajará menos la madera que otro que tenga la punta roma o aplastada con un martillo.

Artesania madera

Artesania madera
Pero se debe tener mucho cuidado a la hora de efectuar tal colocación. Tanto el clavo como el tornillo deben guardar la debida relación con el grosor de la madera. Si colocamos un tornillo demasiado grande en lugar de reforzar la unión, lo que se conseguirá es agrietar la madera y, por lo tanto, debilitarla.

Tallado madera

Para una mejor comprensión de todo lo explicado, incluimos la figura , que el lector debe observar con atención.
Aunque en las junturas y en las uniones debe evitarse el empleo de clavos y de tornillos, en algunas ocasiones no podrá prescindirse de ellos, sobre todo si dicha juntura ha de sostener peso.

Estructura madera

Las uniones de diferentes piezas de madera deben ser realizadas con la ayuda de clavijas, cuñas o muescas que encajen perfectamente. En la medida de lo posible y si las muescas están bien realizadas, debe prescindirse del uso de clavos y de tornillos. La cola será suficiente para sujetar las dos piezas, que ya anteriormente encajaban a la perfección.

Carpinteria madera

En la sierra de calar a pedal se pueden instalar varios calibres de sierra, lo que permitirá realizar con ella diversos trabajos que de otra forma sería pesado llevarlos a cabo.
Al contrario de lo que ocurría con el corcho, las ensambladuras y junturas en los trabajos efectuados en madera, deben ser muy cuidadas. No podemos limitarnos a unir las dos caras a ensamblar, encolarlas y clavarles un clavo. Si tal hiciéramos, a los pocos momentos todo nuestro trabajo se desharía.

Herramientas para madera

Muy útil resultaría poseer, además, una sierra de calar. Las sierras suelen ser mecánicas, pero existen en el mercado sierras a pedal que, para iniciarse en este tipo de trabajo, serían suficientes véase figura.