Archivo de la categoría ‘Manualidades de metal’

Hojas de metal

Hojas.
Ubicar la plancha de bronce sobre el paño y calcar los diseños de las hojas con bolígrafo. Recortar. Repujar por el revés los bordes y las nervaduras. Dar vuelta y volver a contornear el borde a 1 mm de la línea anterior.
La plancha y el alambre de bronce pueden adquirirse en casas de venta de metales, librerías artísticas o ferreterías.

Manualidades con flores de metal

Jazmin.
1. Cortar un molde N° 1 y un molde N° 2. Repujar el borde del molde N° 1 por el revés y luego cortar cada uno de los pétalos hasta donde se indica en el molde. Perforar el centro con punzón. Repujar el borde y los pequeños trazos de los pétalos por el revés. Perforar el centro.
Proceder de la misma forma con el molde N° 2.
2. Para armar el jazmín, pasar por el tallo el molde N°2, pegarlo al rulo, tener en cuenta que los pétalos, en este caso, van más cerrados. Luego, colocar el molde N°1 y continuar como en las flores anteriores.

Flor de metal

Margarita.
1. Cortar dos veces el diseño de la corola. Marcar con repujador, por el revés, el contorno y luego el ondeado de los pétalos. Dar vuelta y contornear el diseño por el derecho a 1 mm de la línea anterior. Recortarlos con cuidado, por el derecho, hasta donde se indica en el molde. Proceder de la misma forma, con el cáliz. Perforar los centros con punzón.
2. Doblar los pétalos de las margaritas hacia arriba y hacia abajo para darle forma a la flor. Para armarla, tomar un trozo de alambre de unos 30 cm y realizar un rulo en un extremo. Introducir de abajo hacia arriba la primera corola y pegarla al rulo. Proceder de la misma forma con la segunda corola; por último agregar el cáliz y pegar. Para cubrir el rulo de alambre, colocar un pompón de lana de bronce en el centro.
Limpiar las flores o la plancha de bronce con lana de acero y luego pincelar con el protector. Dejar secar bien.

Flores de metal

Flores de metal.
Recicle, enriquezca, decore, otorgue brillo a aquellas cosas que tanto tiempo han permanecido intocables.
Materiales:
• Diseños (ver Suplemento Moldes)
• Plancha de bronce de 1 mm
• Alambre flexible de bronce de 3 mm (20 a 30 cm por tallo)
• Esponja o lana de bronce
• Cartulina o cartón
• Lápiz negro
• Pincel común
• Paño (para apoyar la pieza)
• Protector de bronce
• Lana de acero
• Pistola encoladora con adhesivo
• Pinza de bijouterie
• Repujador o bolígrafo sin tinta
• Punzón
• Tijera
Para comenzar el trabajo calcar y pasar los moldes de las flores a una cartulina. Recortarlos. Sobre una superficie plana colocar el paño y sobre éste la plancha de bronce. Encimar los moldes y marcarlos sobre la plancha de bronce con un repujador o un bolígrafo sin tinta. Luego, recortarlos con tijera.
Estrella federal:
1. Cortar dos veces el molde de la flor. Trabajando siempre sobre el paño, marcar con un repujador, por el derecho, todo el contorno. Luego, por el revés, repujar las nervaduras y remarcar el contorno a 1 mm de la línea anterior. Perforar el centro de cada flor con el punzón.
2. Cortar un alambre de aproximadamente 22 cm de largo para hacer el tallo y hacerle un rulo en un extremo con una pinza de bijouterie. Introducir una de las corolas y pegarla al rulo con pistola térmica. Luego, introducir la segunda corola y afirmarla con adhesivo. Finalmente, pegar en el centro un pompón de lana de bronce.

Pasos para hacer pulseras

Pasos para hacer pulseras articuladas.
Las distintas porciones se repujan de tal manera que se adapten a la forma del brazo. En cada parte se sueldan por ambos lados dos fuertes ojales de alambre, que se unen mediante eslabones; para doblar los alambres y ojales se utiliza unas pinzas de puntas dobladas o dos pinzas finas.
Resulta muy original la combinación de cobre repujado con chapitas esmaltadas.

Trabajo en metal

Trabajo en metal elementos y técnica de trabajo.
Material. Chapa de bronce (cobre electrolítico) de 0,3 a 0,5 mm de espesor; tamiz fino de alambre; lima plana; horno o mufla de temperatura no superior a los 900° (calentador eléctrico con tapa de vidrio refractario); espatulitas de madera ; pintura sobre porcelana; adhesivo sintético; palita para hornear; polvo de esmalte de distintos colores.
Regla fundamental. Las formas básicas que se recorten sobre metal han de tener siempre contornos claros: circunferencia, cuadrado, óvalo, etc. La forma, perfectamente pulida y esmeradamente desengrasada, se coloca sobre una hoja de papel blanco. Luego se procede a pincelarla con una capa suave de adhesivo. El polvo de esmalte que servirá de fondo se transvasa a un tubito de vidrio; golpeteando sobre el tubito y con ayuda del tamiz (que se puede comprar o adaptar de un viejo colador para café), el polvo cae sobre la forma de cobre recubriendo toda su superficie con una capa uniforme y espesa. Si sólo se desean obtener efectos decorativos, se espolvorean otros colores al azar sobre el color de base. Los puntitos de color se aplican con la espátula. La chapa así preparada debe ser levaptada cuidadosamente con la palita y depositada en el horno. Tratándose de formas complicadas, se debe hornear primeramente la capa básica de esmalte; cuando ésta enfría, se repite la operación, empleando esta segunda vez los distintos colores, que se distribuyen pacientemente sobre el color de base dándole formas y figuras deseadas. Los distintos colores se funden uno por uno o todos a la vez, pero cuidando que la temperatura de fusión de estos esmaltes sea menor y no afecte la capa básica. ¡Realmente, es un placer experimentar con esta técnica! Las piezas ya horneadas se pulen suavemente con papel de lija en el dorso y en los bordes. En el hornito universal pueden soldarse los ganchos o accesorios que deben llevar los objetos (prendedores, gemelos, etc.). Para evitar que se oxiden por el reverso, los objetos reciben una mano de laca incolora, la que tiene que secarse bajo vidrio, protegida contra el polvo.
La combinación de las técnicas de recortado, repujado y esmaltado de metal, permite confeccionar objetos de singular atractivo. Los dibujos se obtienen según la técnica del recortado de siluetas. Las mariposas y otros ornamentos que se ven en la lámina I), se recortaron previamente como siluetas y se colocaron sobre la chapa de metal para obtener la impresión, aplicándose luego el pigmento.

Hacer una hebilla de cinturón

Esta hebilla de cinturón fúe realizada por W. Fritz-sche, autor también de la técnica descrita.
Cómo se trabaja. Con papel carbónico común, o directamente con el lápiz, se copia el diseño sobre el metal. Con el buril se marcan los contornos sobre la chapa, para evitar que se borren mientras se serrucha. Todas las partes interiores que deban serrucharse han de ser perforadas previamente con el taladro para poder introducir la hoja de la sierra. Después de estos preparativos comienza el aserrado.
Primero se calan todas las partes internas, empezando por el centro y trabajando hacia afuera; al final debe recortarse la forma exterior. En los ángulos agudos y al girar la sierra hay que prestar mucha atención. La hoja debe mantenerse siempre vertical para no cortar sesgado; pero aún con el mayor cuidado puede suceder que un canto no salga del todo recto; entonces debe recurrirse a las limas para corregir los errores. Los recortes y los restos deben guardarse.
Una vez que todas las partes estén terminadas se pulen prolijamente. Por último siempre que el objeto no sea de metal precioso, se le aplica una capa de laca incolora.

Manualidades de marqueteria

Manualidades de marqueteria.
Elementos y técnica de trabajo.
Ejecución. Recortar metal es un trabajo muy agradable para aquellos niños que saben manejar hábilmente la sierra de marquetería. Con esta técnica pueden confeccionarse muchos objetos útiles. Al comienzo hay que tratar de hacer pendientes, prendedores, hebillas para cinturones, etc. El trabajo en sí es poco más difícil que los trabajos en madera.
Herramientas. Se necesita un buen arco para sierra de marquetería, hojitas para cortar metal, una mesa apropiada, una máquina perforadora con mechas para metal, un buril y un juego de limas finitas de distintos perfiles.
Material. Chapa de aluminio, latón, cobre, oro y plata.

Manualidades sencillas de hacer

Manualidades sencillas de hacer.
Trabajos recortados sobre chapa metálica.
Al proyectar diseños para ejecutar sobre metal, es necesario tener en cuenta previamente ciertas dificultades que puede presentar el trabajo. Es indudable que las siluetas de papel constituyen una buena preparación para el trabajo sobre metal, porque podemos juzgar previamente el efecto de los calados y es fácil realizar modificaciones; pero el papel y el lápiz permiten crear formas muy delicadas que no pueden ejecutarse sobre metal; por esto es preciso evitar estas figuras demasiado sutiles.
Además hay que tener presente que un trabajo recortado en metal es un calado ornamental que no se mantiene sobre ninguna base (como la silueta), sino que en él los distintos detalles tienen que sostenerse mutuamente.
Es necesario trazar las formas de tal modo que se apoyen y sostengan unas con otras; pero, al mismo tiempo, deben armonizar con el movimiento de las líneas y con la distribución de los planos.

Manualidades hacer pulseras

Manualidades hacer pulseras, para conseguir formas básicas más difíciles, imposibles de recortar simplemente con las tijeras, se recurre a la sierra de marquetería y a las limas triangulares y redondas.
Si se decide esmaltar los objetos lisos, tales como fuentecitas, es necesario pulir esmeradamente la superficie inferior (ver los artículos “Esmaltado”).