Adornos decorativos

Este trabajo, que es una adaptación de tradicionales técnicas, le permitirá lograr objetos similares a los traídos de Oriente.
Materiales:
• Pieza elegida para decorar
• Lámina con diseño oriental o fotocopia color
• Pintura acrílica negro marfil
• Gesso (fondo acrílico)
• Lija
• Barniz copal
• Adhesivo vinílico
• Aguarrás
• Pinceles
• Vidrio (para encolar)
• Tijera de bordar
(Esta técnica se puede aplicar sobre madera o bizcocho cerámico)
1. Lijar muy bien la superficie a decorar y aplicar una mano de gesso. Dejar secar bien. Comprobar que no hayan quedado imperfecciones y cubrir la superficie con pintura acrílica negra. Aplicar tantas manos como sean necesarias para lograr que el color sea intenso y parejo.
2. Tomar la lámina y recortar con tijera de bordar las figuras que se vayan a utilizar. Eliminar los detalles que tengan trazos excesivamente delgados. Es conveniente sacar previamente una fotocopia color del motivo, por si hubiese errores en el corte.
3. Colocar los recortes sobre un vidrio, sujetarlos con la yema de los dedos y aplicarles por el revés una ligera capa de adhesivo vindico.
Aplicar sobre la pieza primero el motivo central, asentándolo con los dedos. Tener en cuenta que una vez pegada la figura, -no puede ser retirada para realizar correcciones, por lo tanto debe aplicarse con cuidado.
4. Para obtener un conjunto armónico, armar la composición alrededor del motivo central, sin superponer los recortes.
5. Una vez seco el trabajo, aplicar con pincel tantas capas de barniz como sean necesarias para obtener un buen brillo y la integración de los recortes de papel a la pieza.
• Otra opción para obtener diseños, es hacer fotocopias color de telas estampadas con motiuos orientales.
• Dejar secar muy bien la pieza entre capa y capa de barniz.
•El pincel utilizado para el barniz se limpia con aguarrás y se enjuaga con agua.

Etiquetas: ,

Deja un comentario