Hacer muñecos de tela

Aire campesino.
Rompiendo las reglas, estas ovejitas no son de lana. Pero tienen un estilo rústico que las hacen graciosas y diferentes.
Materiales:
• Patrones
• Telas: liencillo, gamusina
• Vellón
• Botones negros
• Tiza o lápiz negro
• Semillas de mijo
• Hilo de formio deshilado
• Hilo de bordar negro
• Hilo de coser
• Cascabeles, campantes, cinta estampada
• Aguja
• Pistola térmica con adhesivo
• Tijera
1. Sobre el liencillo doble apoyar los patrones del cuerpo y de las patas. Contornear los bordes con tiza o lápiz negro. Coser a máquina por las marcas dejando una pequeña abertura en la parte superior del cuerpo y en el borde superior de las patas. Cortar a 3 mm de la costura. Dar vuelta y planchar.
2. Rellenar el cuerpo en forma bien compacta con vellón. Cerrar a mano la abertura. Bordar la nariz y colocar los botones a modo de ojos a cada lado de la cara.
3. Rellenar la mitad inferior de las patas con semillas de mijo para aumentar el peso y completar luego el relleno con vellón. Cerrar con puntadas escondidas.
4. Sobre la tela doble de gamusina contornear los moldes de las orejas y la cola. Coser a máquina, cortar a 3 mm de la costura, dar vuelta y planchar.
5. Coser las patas al cuerpo con puntadas a mano. Pegar con pistola térmica las orejas en la parte superior de la cabeza y la cola en el extremo del cuerpo.
6. Para realizar el pelaje de la oveja, cortar hebras de hilo de formio de 10 cm de largo. Agrupar y unir por el centro. Formar varios grupos.
7. Pegar cada uno de los grupos de hilo de formio sobre el lomo y laterales del cuerpo en forma bien tupida. Si fuera necesario, emparejar el pelaje recortando con tijera.
• El hilo de formio puede reemplazarse por lampazo o tiras de tela.
• Al trabajo terminado se le puede colocar un moño, un sombrero o simplemente un cascabel o campanilla.

Etiquetas: ,

Deja un comentario