Manualidades sobre madera

RECURSOS DEL BOSQUE.
Si los niños viven en una región vecina al mar o al rio, sin duda uno de sus entretenimientos será la construcción de barquitos. Los niños de la ciudad tienen que contentarse con verlos en una bañera, en un estanque, en el jardín o en el patio.
En esta descripción de una niñez transcurrida a orillas de un gran río, se ofrece una imagen de estos trabajos:
«Formando delgados hilitos, el agua se escurre por encima de la presa. Al pie de la misma unas grandes piedras que quedaban en seco.   En ellas estaban sentados Jorge, sus hermanos y unos cuantos niños del barrio. Se hallaban tallando barquitos.
Cada uno tenía una cantidad de gruesas cortezas de árboles y de maderos elegidos, recogidos en muchas excursiones por el bosque. Estaban preparando varillas de distintas longitudes y grosores: las necesitaban para las arboladuras. Con las navajas bien afiladas afinaban los trocitos de corteza en el extremo de la proa. Con el raspador, un cuchillo viejo, uno de ellos tenía que alisar y pulir los cortes. Después, los muchachos taladraban unos agujeritos en la madera para sujetar en ellos los palos . . .
Cada vez que un barquito quedaba terminado, todos los niños interrumpían por un rato su trabajo y observaban la botadura con cara de entendidos. Controlaban si correspondía el «calado», si el barco no escoraba y si las velas «pintaban bien» . ..»
El bosque ofrece a los niños no sólo cortezas para construir barquitos, sino buena cantidad de otros elementos. Por esto conviene llevar, cuando se va de paseo por el monte o el bosque, un bolso plegable y una soga, porque nadie sabe de antemano los hallazgos que puede realizar. A veces son hongos, bayas, piedras, musgos, liqúenes; otras veces serán pinas, ramas y raíces de formas extrañas, en las cuales, con unos pocos cortes, puede tallarse un animal del bosque o una figura humana.
Con pinas jóvenes, es fácil confeccionar animales pegando palitos para las patas, el cuello, etc.

Etiquetas: ,

Deja un comentario