Linoleografia

Elementos y técnica de trabajo.
La técnica que debe emplearse para grabar sobre linóleo es similar a la utilizada para el tallado de la madera. La diferencia radica en la menor dureza del linóleo, lo que lo convierte en un material muy recomendable para ser trabajado por niños de ambos sexos; por supuesto que también es indicado para trabajos colectivos de grupos juveniles.
El grabado sobre linóleo requiere la técnica de impresión sobre relieve, vale decir, que el diseño se dibuja invertido; se tallan las partes que se desean huecas o blancas, para que resalten las líneas y planos de las figuras que deben reproducirse.
Herramientas. Cuchillos para tallar; gubias triangulares, planas, de mediacaña, y cañón; punzones. Más baratas, pero igualmente eficientes, son las cuchillas reproducidas en la figura, que se sujetan en un mango especial o en un portaplumas.
Papel. Para la tirada de prueba, papel de diario viejo; para la impresión definitiva, todos los papeles más o menos absorbentes, tales como papel para máquina de escribir, papel de seda, papel japonés, y todos los papeles de colores; papel pergamino y pergamino legítimo. Si el dibujo es adecuado, las hojas de metal dorado producen un efecto magnífico.
Linóleo. Restos o retazos de linóleo, no demasiado duro, de 3 a 5 mm de espesor, si es posible, unicolor. Para grabados muy grandes es recomendable comprar una plancha en el comercio, para que no resulte ni demasiado quebradiza ni de masiado gruesa.
Colores. Colorantes, negro de humo, pintura al óleo. Es conveniente que los niños más pequeños utilicen tempera azul y roja en lugar de negro. Además se necesita una placa de vidrio para entintar, un pequeño rodillo de caucho y blanco opaco para untar la plancha de linóleo de modo que aparezca el dibujo.
Con una almohadilla para tinta puede fa cuitarse el trabajo en el caso de estampar telas; puede confeccionarse con restos de telas viejas, dobladas varias veces, colocadas sobre una tablita y forradas con género fuerte. La almohadilla se embebe en el co lorante.

Etiquetas: ,

Deja un comentario