FABRICACIÓN DE MUÑECOS PARA EL HOGAR

FABRICACIÓN DE MUÑECOS
Cuando hablamos de este tema no nos referimos, claro está, a la fabricación de muñecos en materia plástica, celuloide, cartón piedra y otras materias apropiadas para construir este tipo de juguetes. Un trabajo así no encajaría en un libro como éste, dedicado a las industrias caseras. La construcción de muñecos propiamente dicha requiere conocimientos especiales y una maquinaria que difícilmente resultaría asequible al particular. Ahora bien, hay otro tipo de muñeco, de trapo, por ejemplo, para cuya fabricación se requieren poquísimos elementos y una fuerte dosis de buen gusto. A éste dedicaremos nuestra atención.
No obstante, queremos señalar que existen fábricas que venden cabezas de muñecos totalmente terminadas y que, sabiendo cómo construir el cuerpo, puede conseguirse un muñeco completo de forma muy satisfactoria. Muchas de las muñecas ataviadas con trajes regionales están construidas de esa manera.
También existen muñecos en madera y en cartón que pueden resultar muy graciosos. A ellos dedicaremos unos párrafos.
Pero veamos principalmente qué problemas presentan los de trapo.
Los muñecos de trapo se construyen, como su propio nombre indica, con telas. Los géneros que han de utilizarse deben ser fuertes y de trama muy espesa. Si se escogen tejidos finos y de trama floja, a la hora de ser cosidos a máquina y abiertas las costuras, éstas presentarán entre puntada y puntada orificios pequeños que dejarán al descubierto el serrín, la viruta o los trocitos de goma-espuma con que ha sido rellenado el muñeco.
Así pues, utilizaremos géneros fuertes y de trama espesa. El fieltro, por ejemplo, es muy aconsejable.
La operación preliminar es la de confeccionar en papel un patrón para cada tipo de muñeco que se quiera construir, estudiando para ello las formas más simples y más graciosas. El buen gusto, como hemos dicho anteriormente, desempeña un importante papel en este tipo de trabajo.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario